Y te encontré,

al fin te encontré

y te pude abrazar.

Y lloramos juntas el tiempo que nos perdimos.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias frescas!

Prendidos en mis pestañas

fruto sabroso

de lima, mostaza y granada.

 

Volar sobre la mañana,

y volver a casa

con las zapatillas manchadas de barro

y otoño.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cometas de primavera

Ya me río

de este baile

que me traigo.

 

Quizá de máscaras,

quizá de humo,

la música suena

y yo doy vueltas.

 

Sin reconocerme

en tanto pasito delante

y pasito detrás,

que el ritmo no sé

pero al final me deja siempre

en el mismo lugar.

 

Me río

por no llorar

que busco

sin encontrar.

 

Bailo esta música fantasma

que me tiene atrapada

en el vacío

del silencio de mi voz.

Deja un comentario

Archivado bajo Fragmentos de vísceras

Más de un año

sin oír tu voz

y en este tiempo los días

pasan tan rápidos como lentos.

 

Ni voz ni ecos,

tampoco silencio.

Quizá vacío.

Quizá paz.

 

Ha habido tormentas,

también prisas

pero mirando atrás

no quedan huellas

en la arena de mi playa.

 

Mar en calma

que todo borras

y meces mi presente

deteniendo mis ansias,

cada vez que me sueño

dejando volar la cometa

me ancla a tierra

el despertar del día.

 

Mar en calma,

avisa al viento

que no avive mis anhelos

que es amigo travieso

y se le olvida eso del reposo

para llevarme a jugar

lejos de mi tranquilidad.

 

Mar en calma,

arrulla mi alma

que necesito ayuda

para cultivar el sosiego

en este tiempo

tan rápido como lento.

4 comentarios

Archivado bajo Fragmentos de vísceras

Barquito de mis amores,
pequeño,
ligero,
alegre compañero,
que me has llevado tras mis sueños.

Aquí estamos bajo bello techo
parados en turquesa,
esperando
para volver a izar la vela.

Barquito que me acompañas
con buen ánimo,
lo mismo en tempestad
que en tranquilo puerto,
¿tú sabes en qué cabo
cayó mi alma?

¿Acaso viste
dónde perdí
las ganas?

Porque tú y yo sabemos
que hay mil destinos
para nuevos viajes,
que tenemos el descanso saciado,
y que la mayor espera la libertad
para recoger esta brisa que ya sopla.

Pero ay, barquito de mi vida,
es la nada la que gobierna el timón,
que me ves pero no estoy,
que ya no tengo rumbo,
ni fuerzas
¡ni pena de no de tenerlas!

Flotamos los dos
en esta dulce manta azul,
calentándonos tibiamente
sin saber si algún día
volveremos a navegar
pintando sueños en la mar.

2 comentarios

Archivado bajo Fragmentos de vísceras

Tenemos el guión
y de él no nos salimos:
tu ira siendo golpe
a punto de estamparse
en cualquier cara;
yo cobarde avestruz
con la cabeza enterrada.

Miedo de tu patada
vergüenza de mi miedo
y pena de no saber saltarme mi papel
ni sacarte del tuyo.

Deja un comentario

Archivado bajo Fragmentos de vísceras

Soy cebolla blanca,
y casi translúcida,
me desnudo
cayendo cada nueva capa.

Llorando
hago mi luto
de cada piel
perdida.

Me consuelo yo misma,
no creas,
y me digo que,
poco a poco,
llegaré a mi esencia.

Pero a solas
te reconozco
que tengo mis dudas
si tras tanto mudar
lo que no perderé
será mi ser.

Ya no habrá crespón negro
porque no tendré
¡ni dónde prenderlo!

Deja un comentario

Archivado bajo Fragmentos de vísceras